¿Dudas? ¡Pregunte a su  Intérprete Consultor!

En un mundo cada vez más globalizado, crece el número de personas procedentes de diferentes países que se reúnen por motivos de trabajo o de ocio, para enseñar o aprender, comprar o vender... Y para todo ello es preciso que hablantes de distintos idiomas se comuniquen entre sí.

En cualquier caso, comunicarse en una lengua implica mucho más que palabras. Los idiomas sirven para expresar la personal forma de pensar y la visión que del mundo tienen los pueblos que los hablan. A la hora de traducir un concepto de una a otra lengua, el mero hecho de conocer palabras en distintos idiomas no basta para transmitir correctamente un mensaje.

Llevar a cabo esta ardua y delicada tarea exige un profundo conocimiento y comprensión de las culturas, los matices, los detalles, lo que se dice y lo que se omite. Ésta es la misión que desempeña el intérprete de conferencias profesional.

Si el éxito de su acuerdo comercial, su seminario docente o su congreso internacional depende de que los participantes comprendan a la perfección los aspectos más sutiles del discurso del orador, que aprecien todas las cualidades del producto, que rían todas las bromas, o que capten los pormenores del programa educativo, entonces debe asegurarse una buena comunicación confiando en un especialista.

El cometido del intérprete consiste en hacer que el mensaje del orador llegue al oyente, sin que éste perciba que el mensaje original ha sido, en realidad, expresado en una lengua con la cual no está familiarizado. Se trata, pues, de salvar esa distancia de forma imperceptible, segura y fluida.